Focos de resistencia indígena

En la Venezuela Colonial

A lo largo de la época colonial, se configuraron diferentes áreas geopolíticas indígenas que unificaron a una gran diversidad de grupos étnicos, los cuales conservaron su autonomía cultural. La posibilidad de dar continuidad histórica a sus visiones de mundo fue fundamental para la conservación de sus formas de organización social, sus sistemas económicos y sus propios modos de relacionarse con otros pueblos indígenas.

Algunas de estas áreas geopolíticas fueron la continuación de centros regionales previos a la llegada de los europeos, mientras que otras se conformaron como ejes de contraposición al orden colonial en la región. Independientemente de su origen, estas áreas fueron focos de resistencia indígena que trascendieron las contingencias históricas y se reprodujeron a lo largo de varias generaciones.

En estos espacios se articularon diferentes liderazgos indígenas que relacionaron a más de un pueblo en cada caso, a fin de crear alianzas bélicas que fueron más allá de la comprensión de los colonialistas. Además de centros para organizar la resistencia armada, fueron referentes regionales para la reproducción de diferentes ámbitos de las culturas indígenas.

Así, en algunos casos, los focos podían crearse sobre grandes mercados –como los del Orinoco Medio y la península de Paria– que a su vez, fueron puntos de conexión entre diferentes regiones y por lo tanto, áreas de intersección para la transmisión de mensajes y para el logro de acuerdos entre diferentes liderazgos.

En otros casos, estos lugares fueron centros shamánicos, como la Serranía de Punceres, en el actual estado Monagas. En ellos, los sabios indígenas configuraron discursos que nutrían las construcciones de identidades a fin de preservar la conciencia de diferenciación con las ideologías que buscaban naturalizar el orden colonial.

En el caso particular de los mercados, el flujo de bienes de origen indígena y de origen europeo, permitió la creación de sistemas económicos y productivos en los que las poblaciones nativas podían mantener los rasgos de sus propias culturas, y tomar de las culturas foráneas ciertas prácticas colectivas y sistemas tecnológicos, según lo que ellos mismos consideraban conveniente de acuerdo a sus visiones de mundo.

En tal sentido, estos fueron lugares de autonomía política y cultural; núcleos de construcción de identidades y creación de esferas que trascendieron territorios, lo que permite romper con la falsa imagen colonialista y eurocéntrica de supuestas sociedades indígenas estancadas en el tiempo y sin capacidad creativa.

Por el contrario, la evidencia histórica de estos focos de resistencia indígena, da cuenta de sociedades altamente dinámicas, creativas, innovadoras y con un fuerte sentido de la solidaridad, contrapuestas a la expansión del colonialismo y el capitalismo. En este espacio, se presentan algunos de estos focos, sobre la base de investigaciones que están en proceso y son aún parciales, pues en sí mismas, estas evidencias son contrarias a lo que la historia oficial, eurocéntrica y racista ha querido mostrar.

Francisco Tiapa

(Del equipo de investigación del Comando Creativo)

Anuncios

Un Comentario

  1. Edward Acero

    desde las raíces mas ancestrales de nuestra historia es de donde empieza nuestra lucha la revolución vive la lucha sigue hasta siempre nuestros comandantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: